La foto

(según Wikipedia) La palabra fuga puede referirse a:

salida de gas o líquido por un orificio o por una abertura producidos accidentalmente; evasión, acción mediante el cual un detenido se libra de la vigilancia a la que está sometido; procedimiento de construcción musical o forma musical; filme chileno realizado el año 2006; banda de rock española; punto de fuga, sistema de proyección cónica; También es el apellido de las siguientes personas: Ferdinando Fuga, arquitecto italiano (Florencia, 1699 - Roma, 1781).

La foto: fuga en la Doble Frías (Santiago del Estero) 1972. Ismael Torres, Osvaldo Benvenuti (quienes a partir de la 2ª etapa decidieron correr en equipo), y un tercer ciclista desconocido.

miércoles, 14 de julio de 2010

La Ciclét habla: "Me quiero casar"

La joven bicicletería rompe el silencio. Un silencio propio de los entes que comparten su misma condición, la de ser una bicicletería. Se decide a hablar por sí misma y sin intermediarios en una multitudinaria conferencia de prensa en un conocido hotel de la zona de Retiro.

"Conocí una bicicletería hermosa en la calle Giribone. Es inteligente, me seduce, me alienta a mejorar, me respeta. La busqué por años y la encuentro ahora, a diez cuadras de casa: me enamoré y le propuse casamiento".
Y continúa "ojo, yo no me caso con nadie, eso lo dejé claro desde el comienzo de mi vida, pero me rompe la pelotas no tener la posibilidad de hacerlo si se me canta. Y esos chupacirios que apoyan a las instituciones fascistas que
ayer llenaron la plaza (sean católicos, judíos, musulmanes, astronautas o sindicalistas) se van a la recalcada concha de su madre. Y no pienso volver a hablar otra vez".
Acto seguido, la bicicletería dejó caer sus ropas y ante la mirada atónita de los periodistas presentes en la sala, se paró sobre la mesa y comenzó a entonar "Si me quieres escribir". Al llegar al verso que dice "Diez mil veces que los tiren/ diez mil veces los haremos", y mientras la joven esquivaba objetos arrojados por los periodistas, se oyó la voz desgarrada de Randy Stollman que desde el fondo del salón completaba la estrofa con el inmortal "tenemos cabeza dura/ los del cuerpo de ingenieros". Ajusticiando a los intolerantes a fuerza de mordidas y puñetazos, y sin dejar de afinar, Randy llega al estrado y se desnuda también, intenta trepar, pero una clara advertencia de su nervio ciático lo convence de que cantar desnudo y puño en alto era suficiente.
Finalizada la canción, ambos agotados, tomaron sus velocípedos y tomaron rumbo al Congreso. A la altura de Talcahuano y Córdoba, Randy mira a su compañera con lágrimas en los ojos y una gota de moco llegándole al labio superior, y le dice: "Laci, ¿te parece que nos vistamos? está fresquito..." La bicicletería gira su cabeza, le clava la mirada y no le quita los ojos de encima hasta la calle Lavalle. "Entendí" dice Randy. Llena sus pulmones con el gélido y viciado aire porteño, le da un trago a su caramañola de Manhattan, y toma conciencia del momento histórico que está viviendo.
Está despejado. Ojalá que en la plaza ya haya mucha gente.



No hay comentarios: